lunes, 6 de junio de 2011

municipio Rio Negro

Municipio Río Negro
El municipio Río Negro es uno de los siete municipios en los que se divide administrativamente el estado Amazonas. La capital es la localidad fronteriza con Colombia de San Carlos de Río Negro. Posee una superficie de 37.903 km² y una población de 9.658 habitantes según el INE 2007, lo que representa una de las densidades más bajas de Venezuela de 0,26 hab./km².

Población
La población se concentra ante todo en el límite occidental del municipio, a lo largo del Río Negro.
En el municipio habitan, entre otros grupos indígenas venezolanos, los baré o arawacos del Río Negro, los mandahuaca, al oeste del cerro Aracamuni y al este del Baría, así como los yanomamö en la zona oriental.
División administrativa


El municipio tiene cuatro parroquias:
• Casiquiare
• Cocuy
• San Carlos de Río Negro
• Solano
Geografía
Límites
Es el municipio más meridional de Venezuela y limita al Suroeste con Colombia, al Sureste y Sur con Brasil.
Al Norte, el Río Negro limita con los municipios Maroa, Atabapo y Alto Orinoco.
El municipio limita al Este con el departamento colombiano de Guainía (corregimientos San Felipe y Guadalupe) y al Sur y Suroeste con el estado Amazonas de Brasil.
Flora
La zona es altamente selvática.
Geología
En el municipio se distinguen la Sierra de Unturán, la Sierra de Imeri con el Macizo de la Neblina y la Serranía de Tapirapecó.
Entre los puntos más altos de la región se cuentan el Pico Cardona (2992 msnm), el Cerro Tamacuari (2340), el Cerro Avispa (2120 msnm) y el Cerro Aracamuni (1600 msnm).
Hidrografía
Uno de los ríos principales es el Río Negro, que le da el nombre al municipio y que corre por su borde occidental. Entre los otros ríos principales de la zona se cuentan:
• Casiquiare
• Siapa
• Pasimoni
• Baría
• Evubichi
• Maveni
• Yatuá
• Matapire
• Arari

Sitios turísticos
• Monumento natural Piedra del Cocuy: esta es una roca de unos 400 de altura de paredes casi verticales que se alza en la selva.
Historia
Actividad colonizadora europea
El pueblo de San Carlos de Río Negro fue fundado en 1759 en el campamento de la expedición que capitaneaba José Solano y Bote, que había ido a esa área en el contexto de la exploración de los límites entre las Coronas de Portugal y de Espanya según el Tratado de Madrid. Solado estableció su base de exploración en ese sitio, en las orillas del Río Negro, y siguió con los pocos sobrevivientes hacia el Orinoco, ya que la mayoría, incluyendo al famoso botanista sueco Pehr Löfling, habían muerto por enfermedades tropicales, en especial la fiebre amarilla.

Siglo XIX
La expedición de Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland visitó San Carlos de Río Negro del 7 al 10 de mayo de 1800 for the expedition of Alexander von Humboldt and Aimé Bonpland. Fue la parte más meridional de su viaje en la zona Amazónica.
Siglo XX
El coronel Tomás Funes, un matemático y contabilista, abatido por las deficientes condiciones para sostener a su familia y motivado por la fiebre del caucho, decidió aventurarse a estos territorios hacia 1908. Saneó y enriqueció a los grandes hacendados del caucho, quienes se vieron acediados por el presidente del estado Amazonas. Este empezó a exigir mucho más de lo que podían dar los hacendados y los amenazó con expropiación. Los hacendados decidieron realizar una celada y lo asesinaron. Al reaccionar el gobierno del General Juan Vicente Gómez, expusieron a Tomás Funes como el responsable de toda esa masacre. Eludieron así la justicia. Algunos se ausentaron y delegaron en Funes la administración de sus bienes. Este mantuvo la posición de no pagar impuestos por lo que el gobierno asestó un duro golpe a la familia de Funes en Barlovento y trató de llegar a un acuerdo con los hacendados para que lo eliminen. Funes asumió entonces el control total de las haciendas productoras de caucho, mejoró la calidad de vida de los indígenas que trabajaban en las mismas. Al pretender recuperar sus bienes los hacendados fueron asesinados por los indígenas por miedo a volver a trabajar como esclavos. El Coronel Funes asumió entonces un control férreo de los territorios y se negó a dar un céntimo al dictador Gómez, quien asesinó a casi toda su familia.
Arevalo Cedeño, atraído por las grandes riquezas que poseía el Río Negro, fue para conquistar este territorio y obtener toda esa fortuna para financiar su movimiento en 1921. Luego de asediar por más de dos meses a la población y la fortaleza de Funes, al acabarse las provisiones, los indígenas que luchaban junto a Funes lo desertaron poco a poco. Entonces este decidió entregarse para salvaguardar a los pocos que quedaban con él. Arevalo Cedeño lo fusiló de inmediato y lo enterró. Después de que Arevalo Cedeño y su gente saqueó el pueblo, el gobierno del General Gómez se instaló en el lugar y recuperó los libros de contabilidad de Funes. Los consideró tan buenos que entonces el gobierno gomecista comienzó a aplicarlos en su administración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada